sobre mí

maría sánchez escribano

Con raíces manchegas crecí en Jávea. En mi mirada convergen los campos de Castilla y el mar Mediterráneo.

Mi búsqueda empezó cursando Filosofía y Arquitectura, para encontrar en Bellas Artes las disciplinas que me permitirían crear un lenguaje propio. Mi formación académica se desarrolló entre España, Italia y Suiza.

Vengo de una tradición de mujeres que se han dedicado a la costura. En mi recuerdo perdura aquella belleza de las manos concentradas. Como por una necesidad interna, regreso a lo natural del juego con las telas, convirtiéndose lo textil en la materia de mis obras, recuperando una labor cotidiana y transformándola en una expresión artística.

Me inspiro en lo que no entiendo, en lo extraordinario, en la visión directa de la naturaleza: el batir de las alas al vuelo, el crecimiento de un liquen, la curva de un tallo, el horizonte en un temporal, la fuerza de los colores bajo la lluvia, las huellas del agua en las piedras, en el blanco y en el azul casi negro más allá de las estrellas.